artículo El Pais

LAS DOS ANDALUCÍAS EXISTEN

En el diario EL PAÍS los catedráticos de la UJA, Gerardo Ruiz-Rico y Nicolás Pérez Porras, publicaron el pasado día 28 de febrero, el Día de Andalucía, un artículo sobre la existencia real de las dos andalucías fruto de lo pernicioso que ha resultado el proceso autonómico para el oriente de esta Andalucía en la que se forzó la inclusión del territorio de la llamada Andalucía Oriental y del falseamiento de los fines enarbolados en la Constitución Española y en los dos estatutos de autonomía de Andalucía habidos hasta ahora, el de 1981 y el de 2007, en los que, en ambos, el concepto de equilibro territorial es solo una hoja de papel, mojado.

Resulta llamativo que ambos catedráticos circunscriban el abandono y la postergación del oriente a las provincias de Jaén y Almería, y eviten referirse a Granada haciendo un equilibrio que desmerece un artículo que podría haber sido mucho más importante, si no mostrara determinados complejos; tantos casi como los que desvela la torpe e impresentable campaña que ha lanzado la Junta de Andalucía y que al mejor estilo orwelliano ha denominado “28-F con F de felicidad”, cuando Granada es la gran zaherida y abandonada, pero eso no quieren decirlo, no quieren reconocerlo, no sea que se rompa definitivamente la línea de pensamiento oficial que domina los departamentos de derecho Político y Constitucional de las universidades andaluzas, especialmente, en de la de Granada.

Efectivamente las dos andalucías son una realidad tangible y no una falacia.

Las dos andalucías no son parte de un imaginario colectivo, infundado o mediatizado. Porque hay suficientes testimonios de que esa igualdad entre territorios y provincias de la comunidad no es más que una hoja de papel de nuestro Estatuto”, dicen acertadamente.

Bajo el estereotipo, eliminado convenientemente en el lenguaje institucional, se oculta una realidad incómoda para quienes han tenido la responsabilidad de ejercer el autogobierno durante demasiado tiempo; pero también de aquellos que habrían podido cambiar el rumbo de las cosas cuando lideraban y disponían del poder del Estado”.

Van viendo la luz de una realidad que no admite sombra. Andalucía no es una son dos territorios: “el andaluz y el de Granada”, que llámesele como se quiera, no es ni será nunca Andalucía.

Los partidos provinciales cobran ahora más de razón de ser y coherencia que nunca, pero no por reivindicaciones localistas como señalan los señores Ruiz-Rico y Pérez Porras en su artículo, sino por la constatación del que el proceso autonómico andaluz, a causa del voraz centralismo sevillano que continuará sin límite, y de la constatación del error que supuso integrar forzadamente a Granada y su región en esta Andalucía inventada, es un total y completo fracaso.

Bienvenidos.

JxG

Enlace al artículo de El País

Eventos relacionados
No data was found
Artículos de prensa relacionados
No data was found

Compartir:

Facebook
Twitter
Email
Pinterest
Telegram
WhatsApp
>

Síguenos en
nuestras redes sociales

por ahora en...

cropped-logo_auJxg.png

Donar.
Ayuda a tu futuro

Afíliate.
Participa de tu futuro.